Saltar al contenido

Saludo Del Director

CR. Óscar Eduardo Gómez Guzmán
Director de la Escuela de Aviación

 

Quiero agradecer a Dios todo poderoso, a mis superiores quienes confiaron en mi para asumir la gran responsabilidad de conducir los destinos de esta prestigiosa Escuela de Aviación del Ejército Nacional.

Esta designación y honor que me hace el alto mando, llega en un momento coyuntural e histórico para nuestro país, donde garantizar la consolidación y proyección del arma, depende de la sostenibilidad y eficiencia operacional. responderé con altura a la demanda y exigencia de esta realidad, donde pondré todo mi esfuerzo en evaluar y potencializar los programas existentes, diseñar estrategias innovadoras que nos permitan ampliar la cobertura y acreditación como institución de educación superior, todo bajo un riguroso proceso de calidad que incluye la aplicación periódica del círculo virtuoso de mejora continua “PHVA” (planear, hacer, verificar y actuar).

El Ejército viene transformándose con visión al futuro 2030, y ha puesto en marcha procesos innovadores, bajo el liderazgo del comando de nuestra fuerza, que nos han permitido ser vistos internacionalmente como un Ejército multi-misión, respetuoso de las leyes y del derecho internacional de los derechos humanos.

Quiero honrar a todos aquellos héroes y distinguidos soldados aviadores que se han capacitado en estas aulas de nuestro claustro ilustre, pues han sido todos y cada uno de ellos, quienes han formado, consolidado y proyectado el arma de aviación.

La escuela del arma, es la génesis de la disciplina aeronáutica, el corazón del sistema de aviación, el sólido cimiento de las bases del conocimiento y el bálsamo restaurador que refuerza con la actualización de la doctrina el desarrollo personal y profesional de quienes orgullosamente portamos el distintivo del soldado aviador.

Asume la dirección de esta alma mater, un soldado de aviación comprometido con todas las proyecciones del mando, motivado por el servicio permanente más no por la vanidad del poder; comprometido con el futuro de nuestra aviación, inspirado en la proyección del arma y en la capacitación permanente como fundamento de nuestras nuevas generaciones, logrando con esto la sostenibilidad y la eficiencia operacional, dedicado a promover el entendimiento, el trabajo en equipo y la construcción de familias sólidas con base en la espiritualidad.

Será una dirección llamada a trabajar incansablemente por todos nuestros hombres y mujeres de aviación, libre de privilegios y de gastos innecesarios, logrando con esto maximizar los recursos en las necesidades primarias para el cumplimiento de la misión académica; con profunda humildad quiero hacer una reflexión: no olvidar que comandar es un camino que deja legados sólo cuando se cimienta en principios y valores, el ejercicio del mando sin fundamentos éticos y morales conduce al fracaso; la administración sin principios se transforma en corrupción y el poder sin principios rápidamente muta al autoritarismo; con la ayuda de dios y mi familia, esto no pasara en este comando.

Ejercer la dirección de esta escuela, con esos inquebrantables valores y principios, superando los retos y exigencias del mundo moderno, con espiritualidad, orden y disciplina desterrar los malos hábitos y conductas que invitan a nuestros soldados aviadores al desorden emocional. No pueden haber egoísmos; comandar esta escuela requiere grandeza para mantener su funcionalidad, corrigiendo todo lo que sea necesario y construir nuevas iniciativas institucionales y programas que le aseguren a nuestra Aviación del Ejército un futuro sostenible; como la oficina de proyección del arma junto con el redimensionamiento curricular del área, la categorización de los docentes hora cátedra para escoger siempre los mejores, los acuerdos de cooperación educativa con la universidad javeriana, que incluyen la creación y obtención de un nuevo registro calificado compartido para la ingeniería aeronáutica.

Además, el fortalecimiento del proyecto de educación mediante la metodología P.M.I. (project management institute), y la transversalización de los procesos académicos de la escuela con la doctrina damasco para proyectarnos como fuerza multimisión del Ejército.

Así mismo en la prospectiva de planes y proyección, establecer un convenio con la Escuela Militar de Cadetes y su facultad de ingeniería civil que nos garantice la graduación de oficiales subtenientes titulados como ingenieros aeronáuticos; con este acuerdo se pretenderá abrir una opción más a los futuros estudiantes de la ESMIC para graduarse esta vez en ingeniería aeronáutica, comenzando con materias afines a ambas facultades y luego culminar sus estudios en nuestra alma mater, el propósito de graduar subtenientes, fortaleciendo el adn de nuestra aviación con oficiales pilotos, de tierra, logísticos y de mantenimiento de aviación, que a su vez ostenten el título de ingenieros aeronáuticos, con el fin de dinamizar el relevo generacional y empoderar en beneficio del arma, los conocimientos de todos los soldados aviadores de nuestro Ejército Nacional.

Desde mi llegada a la aviación, hace ya 21 años, he estado comprometido de manera continua con las operaciones de aviación; en el grado de mayor me nombraron inspector de estudios de esta prestigiosa escuela, siendo beneficiado constantemente por esta alma mater; por estas razones deben ver en mi un soldado dedicado al fortalecimiento de la academia, la doctrina y el deporte, promoviendo y generando espacios de crecimiento familiar y profesional, para lograr que los hombres y mujeres de la aviación, reciban numerosos aportes para el desarrollo de su vida personal y profesional.

Sea este el momento propicio para dirigir un saludo especial con profunda humildad e infinito respeto al comando superior por confiar en mi para asumir este prestigioso cargo; no seré menos a las expectativas que garanticen el fortalecimiento y proyección de nuestra Aviación del Ejército.

 

MUCHAS GRACIAS